5 de agosto de 2017

¡Vacaciones!

¡Atención! Momentazo histórico en este blog.

Desde hace 9 años que mi pequeño está activo y nunca, jamás de los jamases, he dejado de publicar una semana en Going Merry... pero este mes me viene más complicado de lo que pensaba en un principio y me temo que voy a tener que descansar este mes de agosto.

En sempiembre volveré por aquí dando guerra, como siempre; además, me tendréis activa por las redes sociales y me pasaré por vuestros blogs en cuanto vaya pudiendo. Of course! Eso no hace falta ni decirlo xD

No sabéis lo raro que se me hace estar escribiendo esta entrada... Era algo impensable para mí hasta ayer mismo pero, como dije, mes bastante complicado y preveo que poco tiempo voy a tener para hacer reseñas. Así que a partir del día 4 de septiembre volverá vuestra querida Scarlet a publicar como lo lleva haciendo todos estos años.

¡Muchos besos para todos y pasadlo bien! ¡Nos vemos en septiembre!


3 de agosto de 2017

Una Pastelería en Tokio

Tokue, Sentaro y Wakana son tres personas solitarias, con sus propios demonios y problemas personales, que el destino hará que se encuentren en un pequeño local donde se preparan dorayakis que, curiosamente, está regentado por Sentaro, un hombre casi de mediana edad muy reservado. El día que Tokue visita su local por primera vez, empezará a cambiarle la vida.

Una Pastelería en Tokio me resultó una buena película, aunque lenta y pausada, pero plagada de momentos sencillos y melancólicos que harán que los sentimientos fluyan durante todo el metraje; que, por cierto, me pareció un tanto largo. Aquí se le contará al público sobre la importancia de la vida y de aprovechar al máximo cada segundo, disfrutando de esos pequeños momentos que hacen de la vida tan especial. Es por esas pequeñas cosas que colman la película, que le darán un toque nostálgico.

Para mí, que no conocía esta película y que, por el título, pensé que iba a ser un pastel... fue un descubrimiento porque es todo lo contrario. Es un dramón lento centrado en los problemas de los tres protagonistas. Además, pienso que el título no pega mucho con el argumento. Hubiera estado bien que le dejaran el original (An), puesto que le da más sentido a la historia al referirse a la pasta de judías rojas (anko) que llevan dentro los dorayakis. Algo muy importante al comienzo de la trama.

En definitiva... No creo que sea un imprescindible pero, como ya dije, no está nada mal. Hace parecer que es sencilla y simple, aunque no lo es. Si la véis, preparad un buen paquete de pañuelos al lado vuestro. Lo váis a necesitar ^^


31 de julio de 2017

Castlevania

Trevor es el último hijo del la familia Belmont, un clan que se ha dedicado durante generaciones al arte de la caza de vampiros y de todo ser sobrenatural que se encuentren a su paso. El muchacho, harto de que su familia fuera desterrada, tras todo lo que han hecho para que la humanidad pueda vivir un poco más tranquila, decidirá luchar contra Drácula que busca venganza por el asesinato de su esposa.

En general, esta primera temporada de Castlevania, compuesta por sólo 4 capítulos, me ha parecido muy correcta; teniendo en cuenta que es, bajo mi punto de vista, una introducción y presentación de personajes más que nada. La trama fluye algo lenta, algo que no gustará a todos, pero creo que desde Netflix han conseguido bastante bien el ambiente oscuro y sangriento de ese mundo medieval tan particular donde Drácula enviará a sus hordas de seres de las tinieblas para que arrasen con los necios humanos. 

También me ha gustado que el vampiro supremo tenga un motivo lógico para odiar a la humanidad y que no sea 'malo' porque sí, y ya está. No. El pobre, tras recuperar la confianza perdida en los mortales, gracias a que conoce a una mujer extraordinaria, la pierde por culpa de la falta de conocimientos y aceptación tanto del pueblo como de la institución religiosa que rige la fé de los ciudadanos. Normal que se enfade y quiera arrasar toda Valaquia... De todas formas, ignoro si todo esto se cuenta en el juego en que está basado (Castlevania III: Dracula's Curse), porque sólo he jugado a Castlevania: The Adventure (el juego que salió para Game Boy en 1990), donde Trevor tiene que superar algunas fases con tiempo limitado y sin separarse de su látigo. Que yo recuerde, el único arma que podía utilizar.

Resumiendo... En mi caso, no me aburrió. Me encantó el tipo de diseño ochentero tanto de personajes como de escenarios. Me recordó a la serie de Dragones & Mazmorras, solo que nada infantiloide y mucho más bestia. Espero bastante de la segunda temporada, ya que esta, como dije, fue de presentación. Lo malo, es que tendremos que esperar hasta el 2018 para continuar con las aventuras de nuestro intrépido cazavampiros.


27 de julio de 2017

Boku, unmei no hito desu


Makoto y Haruko son dos jóvenes con edades cercanas a los 30 y están solteros. Desde que ambos eran pequeños, siempre han tenido una grandísima mala suerte con sus respectivas parejas.

Un día que Makoto llega a casa exhausto, tras una agotadora jornada en el trabajo, se le aparece ante él un muchacho que dice ser Dios y le dice algo así: 'como no te des prisa y encuentres a tu amor predestinado, la humanidad sufrirá un destino nada deseable'. Obviamente no se lo cree (y menos siendo Yamapi, qué queréis que os diga xD), pero sí que luchará por enamorar a esa chica que trabaja en la oficina junto a la suya y que, según Dios, es el amor de su vida.

Boku, unmei no hito desu es un dorama muy entretenido, y con pocas pretensiones, de esos que tanto me gustan a mi ver en este tiempo tan caluroso. Y, admitiré, que lo vi por Kamenashi Kazuya. Nunca me cansaré de decir que me gusta como actúa, a parte de su forma de bailar y cantar. Cosa que no puedo decir del señor Yamapi, que sigue siendo el sieso de costumbre. Y mira que sale en buenos doramas/live actions, ¿eh? Pero no cambia. Inaudito xD Lo siento si ofendo a alguien, pero siempre pone la misma cara y el mismo tono de voz para decir lo que tenga en el guión. Como cosa buena, para dejar de meterme tanto con el pobre, diré que salía elegante.

Y volviendo a la historia... como dije es muy disfrutable, simpática e interesante, con algunas escenas un poco locas y surrealistas entre los compañeros de oficina. Además, las misiones que Dios enconmendará al pobre de Makoto son bastante simpáticas y extravagantes que, aunque puedan parecer que poco sentido tienen, es todo lo contrario; lo que harán de la vida de nuestro protagonista mucho más complicada...

Resumiendo... Dorama de romance que hay que ver, si os suelen gustar este tipo de historias. Los 10 capítulos que tiene, se os pasarán volando. Os lo digo yo que en menos de una semana estaba visto.